JESSICA Y LA BAÑERA

Su imagen, desde el fondo de la bañera, se mece en el agua. Ella, Jessica Lange, parece sobresaltarse pero en un instante se tranquiliza. Después se acerca hasta el borde y sonríe. El hombre sale a la superficie y hablan, nada importante. De pronto ella se quita los zapatos y se mete en la bañera, sin dudas, sin desvestirse. Los dos con ropa en el agua, en un lugar familiar y tranquilo, en el origen de todas las cosas. Tienen un diálogo breve y risueño que termina rápido. Se abrazan en el agua tibia. Ella muestra una pena serena, él la consuela.

Hace tiempo, mucho tiempo, que tengo la escena en la memoria, y un impulso sin motivo me lleva a repasarla una, dos, cien, mil veces.  Hay algo que me cautiva pero no alcanzo a comprenderlo. Es más, creo que estoy escribiendo para intentar detectar algún fundamento que me explique que hay allí, que es lo que se oculta en esos pocos segundos y me deja perplejo.

Bañera

No basta con decir que ella es hermosa, siempre lo fue. Tampoco se puede atribuir el origen de esta obsesión a la película.  “El Gran Pez” es una poesía inolvidable, es la invitación a pasar un rato en las hamacas de la fantasía, pero esa escena es la que perdura con fuerza, solo esa.

No sé,  no apareció nada en los párrafos anteriores. Y el pecho se me hace chiquito otra vez cuando la veo descalzarse, cuando sonríe, con el vestido mojado. Quizá ese sea el momento preciso que ata la escena a mi memoria. Tal vez me sorprende porque asumo que el deseo de estar junto a ese tipo que ella adora la mueve a ignorar pequeñeces como la ropa, porque el agua, el aire o la tierra son solo lugares distintos para lo mismo, para abrazarlo, para quererlo sin pensar, para cuidarlo.

Es poco lo que asumo, es mucho más lo que me genera la escena. Mis especulaciones solo se quedan en la puerta, desde ahí se ven los zapatos tirados en medio del baño y a dos personas vestidas,  en la bañera,  sumergidas en un abrazo.

Sigo perplejo y emocionado. Sigo sin saber.

Please like & share:
Mariano

About Mariano

Deja un comentario