DESFIGURAR UN CUENTO

Raymond Carver sí fue importante (y es mi amigo). Su obra es un reflejo mordaz, entretenido y cruel, de las hipocresías rutinarias que pueblan a la sociedad del bienestar, de la convivencia de miserias latentes y redenciones extraordinarias en cualquier alma.